“Huracán Jova: desastre evitable”

Con el título “Huracán Jova: desastre evitable”, la revista Avanzada pone en circulación una edición especial monotemática que recopila imágenes y las opiniones de distintos tomadores de decisiones, políticos, especialistas, académicos y testigos del desastre detonado el pasado mes en Colima.

Portada de la revista Avanzada, especial Huracán Jova: desastre evitable
Portada de la revista Avanzada, especial Huracán Jova: desastre evitable

En las opiniones publicadas en la citada revista se evidencian algunos de los temas que forman parte de los más importantes debates conceptuales y empíricos acerca del estudio de los desastres en la actualidad.

Por un lado se nota el discurso obsoleto, pero aún resistente, del punto de vista naturalista, enunciado por quienes culpan al fenómeno natural por causar el desastre. Con esas acusaciones parciales, pretenden eclipsar o al menos disimular, las deficiencias preventivas del sistema de Protección Civil, conformado por toda la sociedad civil, porque “la protección civil somos todos”.

Por otro lado, la revista expone la perspectiva construccionista, desde la cual algunos argumentamos que el desastre es resultado de un proceso histórico, social, político, económico y cultural, que hace vulnerable a nuestra sociedad, casi ante cualquier fenómeno natural. Desde esta perspectiva no existen los “desastres naturales”, porque en todos los desastres la sociedad está presente, por lo tanto los desastres son socialmente construidos. Sin embargo las causas sociales de los desastres son políticamente un suicidio, o al menos un tabú y por ello se les procura omitir de la escena de la opinión pública.

Algunas de las razones del desastre que se pretenden ocultar son: la mala planeación que permite obras públicas y asentamientos irregulares en zonas de riesgo; la falta de mantenimiento en algunos de los puentes, lo que propicia el colapso; las amplias franjas de población que se encuentran ubicadas en lugares expuestos a los efectos e impactos de fenómenos extremos; el mínimo aseguramiento de la producción de los diversos sectores y las inequidades del sistema capitalista para mejorar las condiciones de vida y seguridad de los grupos vulnerables; entre otros factores.

Observando trabajar
Observando trabajar

En suma, al acusar solamente al huracán Jova, se procuran ocultar las razones de fondo que originaron el desastre. Y si se reflexiona un poco, se notará que todas las razones expuestas tienen antecedentes, son sociales, están documentadas y han sido denunciadas al menos una vez, a través de los medios locales de comunicación. Por lo tanto no es cierto que se ignoraban las condiciones en que se encontraban los ríos, puentes, drenajes y asentamientos humanos vulnerables.

Pero en estos casos de desastre hace falta más que lo dictado en los libros acerca del proceso de producción periodística. En un desastre como el actual, la diferencia la hacen los periodistas y los comunicadores que indagan en los antecedentes históricos. Los que consultan periódicos resguardados en las hemerotecas y buscan evidencias documentales de denuncias públicas expresadas por los individuos o grupos sociales, cuando expresaron las injusticias que producen y reproducen sus condiciones de pobreza y marginación, o cuando narraron las irregularidades, legalizadas, que ahora propiciaron el desastre.

El periodista de desastres puede desconocer las características físicas del fenómeno natural, porque para eso hay especialistas en describirlas. Pero el periodista no debe ignorar las características de la sociedad en donde vive, ni las condiciones que construyen un desastre. Los periodistas debemos investigar los desastres porque cambian la cotidianidad de nuestra comunidad, alteran las dinámicas económicas, modifican las tasas de mortalidad, tensan las relaciones sociopolíticas y exhiben las deficiencias de nuestras sociedades. Aunque a veces también se presenta la solidaridad hacia el desamparado y nos devuelve la esperanza en un mejor futuro.

En esta edición de Avanzada, se atestigua que quienes eran pobres ahora han quedado en la miseria. Pero además están expuestos a otros fenómenos climáticos y viven con la incertidumbre de abandonar sus pocas pertenencias y emigrar, o reconstruir en la misma zona de riesgo.

Por ello creo que los periodistas debemos hacer más que informar el desastre como un evento, acotado, delimitado, único e irrepetible. Creo que a los profesionales de la comunicación nos corresponde establecer un canal permanente para el diálogo entre la sociedad en crisis, las autoridades y los tomadores de decisiones, que si no se perciben responsables del desastre, deben asumirse como responsables del futuro de esos grupos. Porque de lo contrario, esas familias damnificadas serán invisibles para la sociedad, como lo eran antes de convertirse en noticia, y finalmente desaparecerán ante la indiferencia social.

También nosotros, los periodistas, debemos prevenir que la voz demandante de esos sectores más vulnerables de nuestra sociedad permanezca en las páginas y en las ondas sonoras por mucho tiempo para no olvidar. Estas generaciones de periodistas tienen el antecedente del sismo del 21 de enero del 2003 y ahora del huracán Jova, para notar la importancia de informar acerca de los riesgos locales, difundir las demandas sociales de mejores acciones de gestión de riesgos y prevención de desastres, pues la “protección civil somos todos” porque los desastres nos afectan a todos.

Por ello es importante este número de la revista Avanzada, porque atestigua que este desastre es multidimensional, multifactorial, tiene antecedentes históricos y sociopolíticos. Ahora debemos hacer lo posible para reducir la reproducción de las condiciones que propiciaron el desastre actual, pues solamente así mejoraremos como sociedad y será posible evitar futuros desastres.

* Licenciado en Letras y Periodismo, maestro en Historia y doctorante en Antropología en el CIESAS DF. Integrante de la Sociedad Colimense de Estudios Históricos. Blog: https://raypadilla.wordpress.com/

4 comentarios en ““Huracán Jova: desastre evitable”

  1. Raymundo pues que te puedo decir, la verdad es que el SINAPROC ya quedo rebasado, y no se esta entrenando a la gente en la Gestión del Riesgo de Desastres, acabo de terminar un Foro Virtual convocado por el INDECI de Perú, sobre Gestrión Reactiva y Redes Sociales, y me asombra que en la mayoría de países de Centroamerica y Sudamerica, ya tienen oficinas dedicadas a este aspecto, es más algunas son Direcciones y aqui todo se lo dejamos al cenapred con Luis Eduardo. Por otro lado efectivamente ya lo decía el Maestro Ovsei Gellman Y, POR ULTIMO, EN EL CASO DE QUE LAS COSAS OCURRIERAN DE DISTINTA FORMA,
    SABE QUE EXISTE LA POSIBILIDAD DE ACUDIR AL ULTIMO RECURSO Y DECLARAR
    QUE «EL DESASTRE NOS REBASO», EXPLICANDOLO COMO UN CASTIGO DE DIOS O
    BIEN ,- EN LOS TIEMPOS MODERNOS, SUPEDITADO POR EL CARÁCTER LAICO DEL
    ESTADO-, ALUDIR AL CARÁCTER NATURAL DEL DESASTRE. ASI EL FRECUENTE
    EMPLEO DEL TERMINO «DESASTRES NATURALES» TRATA, EN FORMA IMPLICITA
    QUITAR CUALQUIER RESPONSABILIDAD SOCIAL Y POR ENDE, LEGAL POR LA
    OCURRENCIA DE UN DESASTRE.

    Seguimos siendo reactivos en lugar de aplicar la Gestión Prospectiva del Riesgo, pero parece que nuestros Políticos y encargados de Protección Civil, poco o nada saben del tema; mientras estudiosos como Tu como Elizabeth Mancilla y tanto talento Mexicano, ofrecen Capacitación en otros Países, ya que en el propio hay poco Foro al respecto.

    La semana pasada en el Diplomado que estoy llevando en el Instituto de Geografía de la UNAM, se presento una Licenciada que nos iba a hablar de Legislación y termino hablando de todo; y decía que lo más importante en esta Administración era que se había logrado la creación de la Escuela Nacional de Protección Civil; y le comente que también era una vacilada del Gobierno ya que al final del Decreto, decía, que no se iban a destinar Recursos Humanos, Financieros, Materiales, ni Económicos que no estuvierán ya destinados al Cenapred; o sea iba a terminar en un sueño guajiro.

    Aque voy con todo este rollo, a que mientras en México no se hagan cumplir los Planes de organización Territorial, mientras no se pase a la Fase de Gestión del Riesgo de Desastres o se acepte como el nuevo estado del arte en la materia; mientras se siga postergando el verdadero Ataque a la Pobreza, ya que eso viene enmarcado en el Marco de Acción de Hyogo y a 6 años no se ha hecho nada para erradicarla; por lo que la vulnerabilidad Económica, Política, Cultural y Educativa de esta población va a seguir siendo alta.

    Pero lo que no me queda claro; es por que en pleno Siglo XXI con tando adelantos tecnológicos, un Fenómeno Natural de lento desarrollo, al que se le da seguimiento desde su formación, y se sabe de antemano los lugares de posible impacto, Jova haya causado daños a tal escala, e incluso muertos, en parte de Jalisco y Colima, mientras el Gobernador de Jalisco en los Juegos Panamericanos, mientras la población se organizaba como siempre lo ha hecho, para llevar ayuda a sus hermanos, y no lo digo yo ahí están las redes sociales que lo informan.

    Espero no aburrir con mi comentario

    1. Hola Guillermo, primero muchas gracias por tus comentarios. Coincido contigo en que nuestro sistema de Protección Civil está rebasado… yo lo llamo obsoleto. Pero además creo que se resiste al cambio y está siendo demasiado lento el viraje hacia un modelo PREVENTIVO, sustentado con capacidades sociales, resistencia y mitigación ante efectos e impactos. La principal defensa del actual modelo, ante la emergencia, es la “evacuación”, pero ésta es muy limitada. O al menos no veo claro cómo evacuarán ciudades completas, regiones o costas, si se cumplen los pronósticos científicos del cambio climático. A dónde nos van a llevar??? Entonces el sistema debe cambiar YA. Mira, acabo de llegar a tu casa en Colima, después de escuchar a la doctora Úrzula Oswald Spring, ella es la única representante de todo México en la conformación del Special Report: Managing the Risks of Extreme Events and Disasters to Advance Climate Change Adaptation; estuvo en la Universidad de Colima dando un taller y una conferencia titulada: Género y ambiente en la era del cambio ambiental global. El evento fue anunciado en la prensa escrita, estuvo ella en entrevista radiofónica y en todos lados se anunció que era un evento para público general. Bueno, pues asistimos entre 20 y 30, la mayoría estudiantes, 4 o 5 investigadores y CERO personal de Protección Civil, SEDESOL, PVEM, público general o de cualquier otro lado que se diga interesado en algo de estos temas. Entonces yo creo que en gran parte la indiferencia social y de muchos tomadores de decisiones hacia el conocimiento científico interdisciplinario de estos temas ha generado la ignorancia que ciega el razonamiento y sostiene el modelo obsoleto actual. Ojalá alguien diseñe supositorios para ilustrar, porque de otra forma no veo cómo meter con urgencia el modelo de la prevención en las agendas sociales y políticas.

  2. Ray tienes toda la razón, pero de todo a todo estamos mal, desde tener una Coordinación (que no coordina) y después una Dirección General (que no dirige), ah pero eso sí el 19 de septiembre mostraron sus Centros de Mando Movil, como si con esos vehículos se fueran a terminar las amenazas o los riesgos s la población. Mucha gente me critíca por que expongo estas cosas, pero la verdad no me gusta que se engañe a la gente. Fijate nada más hasta donde llega la estupidez de las Autoridades, estuvieron el sábado pasado en el Diplomado gente del Fonden, explicando como se tramitan los recusos y la según ellos rápidez con la que se otorgan, los cuestione de la siguiente manera: Durante los incendios en Coahuila, la respuesta Federal fue tardía, después de 15 días y después de que regreso Laura Gurza de su viaje de placer (por que no fue de trabajo) a la siguiente semana, se rentan aviones y helicópteros para sofocar el incendio. Esperaba yo una respuesta coherente de parte de esta Autoridad; y me contesta; Lo que pasa es que la Conafor no nos solicito ayuda, hasta que se le terminaron sus recursos, lo más sorprendente es que comento, si los Gobiernos o los Organismos Federales involucrados no solicitan ayuda no podemos entrar o ayudar. Imaginate Ray o sea se puede estar incendiando medio País, pero si Conafor atiende el siniestro y no solicita ayuda se puede seguir incendiando.
    Y como bien comentas desgraciadamente no hay vocación en las personas que se dedican a esta labor de la Protección Civil, yo gracias a Dios llevo 20 años, no tengo estudios más que 5o. Semestre de Prepa, pero tengo más de 70 Cursos y voy por mi tercer Diplomado, Dos este año, y participación en un Foro sobre Gestión Reactiva y Redes Sociales convocado por el INDECI de Perú, y como proyecto final de este Diplomado estoy elaborando una página de paga, sobre Gestión del Riesgo, en donde voy a tratar de acercar los libros, revistas, Informmación de Diplomados, etc., a la gente interesada, luego te mando la página y felicidades por tu esfuerzo de informar, espero juntos poner nuestro granito de arena y tratar de cambiar este Sistema que esta obsoleto, como bien dices.

    1. Qué cosas… acá también existen de esas experiencias. Pero bueno, poco a poco hemos incidido en la reflexión como la gota constante en la piedra. Hay que seguir pa`elante, éxito y a tus órdenes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s