Cecilia Castro García, Premio Mary Fran Myers 2008

“Las personas no son recordadas por el número de veces que fracasan,

sino por el número de veces que tienen éxito”.

Thomas Alva Edison (1847-1931) Físico e inventor estadounidense.

En el año 2002, la Red de Género y Desastres [sus siglas en inglés son: GDN] entregó a Mary Fran Myers el premio que hoy lleva su nombre, el cual es otorgado a quienes, como ella, entienden que la vulnerabilidad a los desastres y las emergencias colectivas está influida por las estructuras sociales, culturales y económicas que marginan a las mujeres y a las jovencitas. (www.gdnonline.org). Y además reconoce los esfuerzos de personas que trabajan para lograr la inclusión del enfoque de género en las políticas públicas, las prácticas y la investigación en las áreas interdisciplinarias para la reducción de riesgos de desastres. Mary Fran Myers investigó y publicó acerca de estos temas durante 16 años en el Centro de Amenazas Naturales de la Universidad de Colorado, hasta su muerte en el año 2004. (Ibíd)

Después de Mary Fran Myers, otras mujeres internacionales han recibido el prestigioso premio. En el año 2003 la socióloga Betty Hearn Morrow, profesora del Centro Internacional de Huracanes de la Universidad Internacional de Florida. El año siguiente Madhavi Malalgoda Aribayandu, coordinadora del programa de mitigación de desastres del Grupo de Desarrollo de Intermediación Tecnológica (ITDG) de Sri Lanka. En 2005 Elaine Enarson, una profesora en aplicación de estudios de emergencia y desastres de la Universidad Brandon en Canadá. Maureen Fordham en el año 2006, quien es una profesora titular en el manejo de desastres de la Universidad de Northumbria en Reino Unido. En 2007 Prema Gopalan, directora ejecutiva del Swayam Shikshan Prayog (SSP) quien ha luchado contra la pobreza rural de las mujeres construyendo puentes con el gobierno local de Maharashtran para facilitar el proceso democrático de inclusión de las mujeres en Mumbai, India. (Ibíd)

En todas ellas hay más de un rasgo similar: salvan y mejoran vidas directa o indirectamente. Con sus ojos han visto la miseria de las mujeres en pueblos marginados y han constatado la indiferencia de los funcionarios públicos hacia la inclusión de las mujeres en la toma de decisiones en labores de prevención, respuesta a desastres y sus etapas posteriores. Todas han encontrado vínculos para fortalecer redes de ayuda intelectual y económica mutua para enfrentar la exclusión y evidenciar las vulnerabilidades de las mujeres envueltas en contextos sociales marginadores y autoritarios, dominados por los hombres.

Así de importante es el trabajo de Cecilia Castro García, quien muy merecidamente se ha hecho acreedora al Premio Mary Fran Myers 2008 que otorgan la Red de Género y Desastres y el Centro de Amenazas Naturales de la Universidad de Colorado en California. La urbanista y también especialista en estudios de género y riesgos de desastres Cecilia Castro García ha impulsado, sobre todo en nuestro país, la incorporación de las perspectivas de la Gestión Integral de los Riesgos de Desastres (GIRD) y de la equidad de género en las diversas políticas públicas y actividades de la Protección Civil (PC).

En una investigación realizada y coordinada por ella para el Instituto Nacional de la Mujeres en 2006 en compañía de Luisa Emilia Reyes Zúñiga y otros colaboradores, expusieron que en la estructura de Protección Civil de estados considerados de alto riesgo como Chiapas, Chihuahua, Colima, Puebla, Tamaulipas y Veracruz “las distintas actividades de la prevención son muy poco trabajadas e incluso desconocidas, por lo que aún domina la visión tradicional de atención a la emergencia del desastre, entendiéndolo como un suceso aislado, eventual y fortuito, que irrumpe el desarrollo” (Castro, 2006: 10) Mencionaron que ni siquiera se les pide “sistemática y oficialmente a las Unidades Municipales de Protección Civil su opinión en la formulación de los planes de desarrollo urbano o que den un visto bueno para el otorgamiento de licencias y permisos de construcción” (Ibíd.: 16) “Además, se detectó que la planeación urbana es incompleta, pues de inicio no se contemplan ni aseguran terrenos para edificar espacios de recreación y ocio, de salud, de equipamientos, de abasto, culturales y/o educativos (Ibíd.: 28)

Con respecto a la intervención de las mujeres en la estructura de los sistemas de protección civil, Cecilia Castro expuso que: “De acuerdo con información proporcionada por la Dirección General de Protección Civil del gobierno federal (DGPC), de las 2234 unidades de Protección Civil (UMPC) existentes en todo el país al mes de julio de 2006, sólo 77 UMPC […] tienen a mujeres” trabajando en algún puesto, no necesariamente directivo. “Sólo existe una mujer ocupando el cargo de directora, en la Unidad Estatal de Protección Civil, en el estado de Zacatecas” (Ibíd.: 14)

Además de la poca participación de las mujeres en estos servicios públicos, Cecilia Castro García señaló que: “en estas unidades existen prejuicios contra el acceso e incorporación permanente de las mujeres a las actividades y cargos. […] No se les convoca y ellas no se sienten convocadas porque culturalmente están muy limitadas a roles tradicionales de género. Encontramos también acoso sexual y laboral contra las mujeres en el personal de la estructura de Protección Civil municipal, así como dificultad en la aceptación del liderazgo de una mujer en estructuras institucionales, tanto por hombres como por mujeres: no hay procesos democráticos que las incorporen” (Ibíd.: 15)

Cecilia Castro García expuso las características básicas de la vulnerabilidad de las mujeres ante los riesgos en contextos urbanos. “Las mujeres jefas de hogar, con hijos y sin empleo asegurado que viven en precariedad económica, son las más vulnerables en la población ante los riesgos de desastre” (Ibíd.: 20) Porque su capacidad para reponerse a los efectos sufridos en un desastre es muy limitada, ya que no cuentan con recursos económicos, carecen de una formación profesional, deben cuidar a sus hijos y además es casi nula su representación social.

Respecto a los factores de vulnerabilidad que se relacionan con las mujeres indígenas de México, Cecilia Castro García señaló que ellas están más subordinadas por los hombres, les imponen mayores prohibiciones, pocas hablan castellano, padecen la migración de sus parejas, no heredan las tierras, tienen menos derechos y más obligaciones domésticas y campiranas. Participan menos en la toma de decisiones, carecen de formación académica e incluso “Nos manifestaron casos de mujeres que a lo largo de su vida han tenido pocos períodos menstruales (“no conocen la menstruación”), pues la mayor parte de su vida han estado embarazadas o amamantando a sus pequeños (Ibíd.:21)

No todo es deprimente en el estado de las mujeres mexicanas, pues también las investigaciones de la maestra Cecilia Castro García revelaron que ellas se preocupan más por mejorar la seguridad de sus comunidades, hacen mucho trabajo de voluntarias, se comprometen más que los hombres en tareas de comités vecinales, se involucran con determinación en los simulacros de riesgo, son más conscientes de los peligros de la zona o región en que viven, aceptan fácilmente la evacuación o reubicación; por mencionar algunos hallazgos.

El trabajo de la maestra Cecilia Castro García es más profundo y detallado que lo expuesto muy brevemente en estas líneas, pero los párrafos anteriores dan un panorama de cuáles son los temas que ha investigado para promover el reconocimiento de las capacidades y vulnerabilidades de mujeres y hombres en la protección civil y la gestión de riesgos de desastres. El premio Mary Fran Myers 2008 otorgado por el Centro de Amenazas Naturales de la Universidad de Colorado en California y la Red de Género y Desastres, por primera vez ha sido concedido a una mexicana que incursiona a capa y palabra en un terreno dominado por los hombres y por ello es autoritario, marginador, impositivo e insensible, en donde es urgente la inclusión de más mujeres que fortalezcan los esfuerzos institucionales para disminuir las vulnerabilidades, mejorar la prevención de riesgos a desastres y los efectos sociales.

Referencias

Castro García Cecilia y Reyes Zúñiga Luisa Emilia. (2006) Los desastres naturales y vulnerabilidad de las mujeres en México. México, D. F.: Instituto Nacional de las Mujeres, Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, Secretaría de Gobernación y Sistema Nacional de Protección Civil, 10.

En: http://cedoc.inmujeres.gob.mx/documentos_download/100834.pdf (junio 2008)

The Mary Fran Myers Award

En: http://www.gdnonline.org/mfm_award.php (junio 2008)

Urgencias:

raypadillalozoya@hotmail.com y rpadilla@ucol.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s