Vehículos de la memoria

La memoria en su sentido más básico, permanece inmutable en algún lugar de la mente, requiere de una pregunta de investigación histórica que la conjure para traer su experiencia al tiempo actual. Vale la pena preguntarnos ¿Cuáles son los vehículos de la memoria presentes en el pueblo de Minatitlán, Colima, relacionados con el desastre del 27 de octubre de 1959?

En términos generales, no es posible separar la memoria y la historización porque, si somos estrictos en el ejercicio, siempre estamos trabajando con la memoria. Ya sea con la memoria de quien localiza un documento que nos sirve de fuente, con la memoria de quien redacta el texto histórico o con la memoria de quien lee y aplica el conocimiento adquirido y guardado en la memoria.

Así, la historia oral y la memoria encuentran en el sentido práctico su unión indivisible. Sólo utilizamos del conocimiento histórico lo que la memoria nos permite recordar y aplicar. El investigador Alon Confino señala que la memoria es la forma en la cual la gente construye un sentido del pasado. (Confino “Collective memory and cultural history: problems of method”, 1997) Habremos de agregarle que la memoria construye un sentido del pasado, pero con aplicación en el presente.

En un sentido muy práctico, entiendo que la memoria individual es la conciencia que tiene una persona respecto a su pasado, pero específicamente en forma particular o individual. Mientras que la memoria colectiva, es la conformación de un pasado grupal o comunitario, que generalmente tiene coincidencia con eventos que destacaron por sobre el curso habitual de la cotidianidad de esa comunidad.

Ahora bien, toda memoria puede ser reflejada en una manifestación táctil, visual, auditiva y quizás hasta olfativa, que permite materializar algunas de las características del recuerdo que está en ese fragmento de la memoria. Por ejemplo las publicaciones, esculturas, pinturas, fotografías, videograbaciones, audiograbaciones, cartas, museos, conmemoraciones, días célebres, natalicios, aniversarios y muchas otras manifestaciones culturales, están asociadas a una expresión de la memoria. Esto es lo que llamamos vehículos de la memoria, porque se trata de un transporte que contiene como carga una parte del pasado, que lo lleva al presente haciendo escala en distintos espacios y momentos.

A través de estos vehículos conocemos parte de la trascendencia de un evento y es posible tener idea de la proporción en que se mantiene en la memoria de algunas personas. Regularmente los vehículos de la memoria son localizables cuando se trata de una investigación sobre memoria colectiva, porque como señala Susan A. Crane, expresan un sentido de continuidad de presencia del pasado. (Crane “Writing the individual back into collective memory”, 1997) Y por lo tanto permiten a un grupo de individuos identificarse en esa representación.

Susan Crane precisa la división entre memoria colectiva como la experiencia vivida por el conjunto de individuos y la memoria histórica que para ella es la preservación de la experiencia vivida. Con la diferencia de que la colectividad de la memoria es el marco en el cual se recuerda lo ocurrido en la memoria histórica. Y su importancia, como menciona Alon Confino, radica en que: “la historia de la memoria es útil e interesante no sólo por estar pensada acerca de cómo el pasado es representado, dicho, un simple museo sino también, más extensamente, la mentalidad histórica de la gente en el pasado, acerca de sus prácticas y representaciones simbólicas que hacen las percepciones de la gente sobre el pasado.”

En el Estado de Colima existen algunas conmemoraciones que tienen por objeto traer al presente el recuerdo de un acontecimiento ocurrido en el pasado. Lo particular de estas representaciones es que todas están relacionadas con eventos desastrosos que causaron alarma entre la población, al grado de solicitar ayuda divina para prevenirse de otras catástrofes en el futuro. Una de las remembranzas más tradicionales es la que se realiza, desde el año 1668, el 5 de febrero, en honor a San Felipe de Jesús en la ciudad de Colima y Villa de Álvarez. La historia local dice que en 1658 se originó en Colima un incendio que redujo a cenizas muchas casas y a causa de ese acontecimiento se buscó un Santo Patrón protector de terremotos e incendios. Después de un consenso, por decisión unánime fue elegido Santo Felipe de Jesús y en el año 1668 los feligreses recibieron la imagen del santo. (Levy “Hoy en la Historia de Colima”, 2007)

En el municipio de Tecomán, una de las poblaciones costeras, los pobladores veneran en febrero a la Virgen de la Candelaria en recuerdo a un temblor que pudo formar un maremoto, pero al parecer no sucedió debido a la intervención divina. Y según los mitos expresados por algunos tecomenses, cuando se acerca un huracán la Virgen de la Candelaria voltea su cabeza hacia el fenómeno y lo ahuyenta si es destructor.

En la ciudad de Colima también se conmemora y transporta el pasado desastroso en vehículos de la memoria, pero de eso hablaré en la siguiente semana. Este documento es un extracto editado, para prensa, de la ponencia que presentaré entre los días 23 y 26 de septiembre, en el XV Congreso Internacional de Historia Oral, nombrado “Diálogos de la Historia Oral con el tiempo presente”, que organiza la Asociación Internacional de Historia Oral y la Universidad de Guadalajara.

 

Referencias:

Alon Confino. “Collective memory and cultural history: problems of method” en American historical review. Volumen 10 , número 5, diciembre de 1997. p. 1389.

Susan A. Crane. “Writing the individual back into collective memory” en American historical review. Volumen 102, número 5, diciembre 1997. p. 1372-1385.

Levy, José. “Hoy en la Historia de Colima”, en el Comentario, agosto 31 de 2007. 4.

Urgencias:

http://raypadillalozoya.diinoweb.com/blog/

raypadillalozoya@hotmail.com y rpadilla@ucol.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s